Joven salteño por adopción hace furor con sus inventos renovables

Crea juguetes a partir de materiales reciclables. Además de ser didácticos, son económicos.

0
104

El cuidado del medioambiente se convirtió en el eje de muchas de las actividades que se desarrollan día a día. Incluso en los inventos se intenta dar esa impronta, que de a poco va ganando terreno. Un ejemplo es el caso del ingeniero en Energías Renovables, Sebastián Groll, quien junto a su equipo desarrolla juguetes hechos con materiales reciclables, cuyos mecanismos se alimentan de energía solar.

Con piezas de madera que aportan los artesanos de la zona de Cafayate, en Salta, la empresa “Ser Verde” fabrica pequeños aviones y helicópteros con hélices móviles, autos y casas con luces led, entre otros. Todos funcionan gracias a la energía acumulada en pequeños paneles solares adheridos a sus cuerpos. “Los chicos quedan muy fascinados cuando los ven”, contó Groll a diario Hoy. “Los más grandes también los compran porque les gusta tenerlos como adornos”, agregó.

A un año y medio de haber comenzado con este proyecto, desde “Ser Verde” estudian la implementación de otros materiales, como el fibrofácil, y nuevos diseños, con el objetivo de ampliar su mercado e insertarse en las jugueterías, además de dedicarse a la venta directa a los consumidores. “Sabemos que hay un gran interés de parte del público en este tipo de juguetes”, afirmó Sebastián Groll y agregó: “Con esta propuesta innovadora, tanto los niños como sus padres pueden conocer las energías renovables y comenzar a familiarizarse con ellas, generando conciencia e interés en el tema”.

La preferencia por los productos sustentables también es impulsada por el Estado. En este marco, el año pasado los juguetes de “Ser Verde” fueron premiados por el Programa Nacional de Emprendedores para el Desarrollo Sustentables (Proesus), que llevó adelante el Ministerio de Ambiente de la Nación.

Los juguetes desarrollados hasta ahora son para niños mayores de 5 años y sus precios promedio van desde los 150 a los 500 pesos. En los casos en que se hace necesario el uso de pilas, las mismas son de litio, por su mayor durabilidad y menor impacto ambiental. Para adquirirlos, el público debe contactarse a través de la página de Facebook de “Ser Verde”.

De Alemania, a Salta con una misión

Sebastián Groll pisó por primera vez suelo argentino en el año 2004, cuando llegó desde Alemania a Santiago del Estero. Durante esa experiencia entendió que había mucho por hacer en materia de desarrollo sustentable en nuestro país. Volvió a su tierra, estudió Ingeniería en Energías Renovables y, tras un breve paso por Chile, se instaló en el Cafayate. Desde su empresa, además de los juguetes, ofrece todo tipo de soluciones en energía renovable para los hogares. Con los productos para los más chicos, además de cubrir un sector del mercado hasta ahora embrionario, busca enseñar en materia de cuidado ambiental.

Comentarios