Tomates colgantes: guía paso a paso para hacer tomates orgánicos en casa

0
487
tomates colgantes

Aprendamos cómo hacer una maceta para plantar tus tomates colgantes con botellas de plástico. La perfecta solución para personas que quieren disfrutar de tomates de cosecha propia, pero no tienen un patio. Podemos cultivar nuestros propios alimentos incluso disponiendo de muy pocos metros.

Este proyecto es muy simple y sólo te tomará unos 15 minutos de tu tiempo para completarlo. Al cultivar de esta manera, nos evitaremos tener que entutorar las plantas de tomate.

Materiales

Para este proyecto necesitaremos de los siguientes materiales:

  • Botellas PET de 2 litros.
  • Cuter.
  • Tijeras.
  • Palillo.
  • Filtro de café.
  • Cuerda.
  • Plantines de tomate.

Antes de empezar a trabajar deberemos calcular cuantas botellas y plantas de tomate necesitaremos, dependiendo del espacio del que dispongamos. La variedad de tomate recomendada para este proyecto es el cherry.

Instrucciones

1. Lava una botella de refresco de 2 litros.

Retira la etiqueta si así lo deseas, normalmente es recomendable ya que se acabará estropeando, cayendo y ensuciando.

2. Corta la parte de abajo de la botella.

Hazlo de forma cuidadosa, sobre todo si hay niños cerca.

3. Coloca la parte inferior en el interior de la botella en una posición invertida.

Debe encajar cómodamente.

4. Sujeción de la botella.

Haga dos agujeros en los laterales para insertar un palillo. Asegúrese de que los agujeros estén en la misma posición para cuando te quede en equilibrio.

5. Perfora la parte inferior de la botella.

Realizaremos de 10 a 15 agujeros para que la propia botella actúe como regadera.

6. Elige una planta de tomate que todavía no sea muy grande.

Recomendamos la variedad cherry.

7. Colocamos la planta en la botella.

A través de un agujero pasa la planta por el centro del filtro de café. Envuélvelo suavemente alrededor de la base que cubre la tierra.

8. Sacamos la planta por el cuello de la botella.

Con cuidado, pasa la planta de tomate a través del cuello de la botella. Utiliza el palillo para ayudar a pasar la planta a través del orificio si es necesario.

9. Coloca la botella boca abajo y rellena con tierra.

No olvides dejar espacio para el dispensador de agua.

10. Pasa el palillo a través de los agujeros.

11. Asegura el cable para colgar la planta.

Importante por seguridad. Es el sistema que aguantará la planta para que no se caiga.

12. Llena con agua en depósito.

13. Tu nuevo tiesto para tomates está listo para colgar!

Debe cubrir la botella para proteger las delicadas raíces de luz. Puedes utilizar cinta adhesiva o pintar la botella antes de colocar la planta.

 

Comentarios